¿Cuántas veces has oído la frase “en inglés no se lee como se escribe”? ¡Seguro que muchas! Pues esto se debe a la fonética que es el estudio del conjunto de sonidos que conforman un idioma, es decir, la pronunciación de las vocales y consonantes de una lengua.

Hoy en día se considera parte imprescindible en el aprendizaje y enseñanza de un idioma, aunque no siempre ha gozado de esta importancia. Parece un tema complicado, pero si quieres tener un buen acento, ¡sigue leyendo!

 

Los fonemas… ¿Qué son?

Los fonemas son la pronunciación que se asocia a cada letra del alfabeto de un idioma. Es importante recalcar que en ingles no existe una relación directa entre letras y fonemas, por lo que una misma letra puede tener varios fonemas, es decir, puede pronunciarse de forma distinta.

Por ejemplo, la letra ‘a’, puede pronunciarse de las siguientes maneras:

  • / ɑ̈: / como en car /’kɑ̈:r/
  • / æ / como en man /mæn/
  • / eɪ / como en April /’eɪpril/
  • / ɔ: / como en ball /bɔ:l/

Aunque te parezca difícil, tienes que tener en cuenta que estás mucho más familiarizado con la fonética de lo que crees. En castellano tenemos palabras con las mismas letras pronunciadas de distinta manera, como pasa con la ‘c’ en casa y cereza o con la ‘r’ en ratón y tarea.

 

¿Cómo aprender fonética?

  • El primer paso es aprender los símbolos fonéticos, es decir, estudiar cada sonido individualmente y practicarlos mucho, muchísimo, hasta que te salgan de forma natural. Una vez controlado este aspecto podremos saber a través de su transcripción fonética cómo se pronuncian las palabras, aunque hoy en día contamos con muchos recursos y aplicaciones que nos ayudan en este sentido como por ejemplo Learn English Sounds Right de British Council.

  • Es importante conocer tu punto de partida, es decir, es necesario que te escuches hablando el idioma que estás aprendiendo. Si no eres capaz de detectar tu pronunciación mientras hablas, prueba a grabarte y escúchate, así serás mucho más consciente de tus aspectos a mejorar.
  • Hablar un idioma con fluidez no significa hablarlo rápido, sobre todo cuando no te sale de forma natural y tu cerebro necesita tiempo para procesar la información. Es mejor que pienses qué vas a decir y cómo vas a decirlo fonéticamente hablando, aunque tu discurso sea un poco más lento, que empezar a hablar a la velocidad de la luz y que nadie entienda tu pronunciación.
  • Copia el acento de los nativos y parecerás uno de ellos. Escúchalos y repite lo que dicen intentando que suene igual, aunque te dé vergüenza. De verdad que así mejorarás sin que te des cuenta y pasarás momentos muy divertidos.
  • Otra forma de practicar es escuchando y cantando canciones o viendo series y películas en versión original. Echa un vistazo a nuestros anteriores posts y verás que tenemos muchas recomendaciones interesantes para ti.
  • Sin duda, una de las mejores formas para practicar la fonética es hablando e interactuando por lo que es importante que intentes entablar conversaciones con gente que sepa de la materia y sea capaz de corregirte. Date tiempo y verás resultados.

 

En resumen… ¿Por qué hay que aprender fonética?

Básicamente, porque aprender fonética hará que suenes mucho mejor y más natural al hablar en inglés o en cualquier otro idioma que estudies. Incluso si tu gramática no es perfecta, la gente puede entenderte cuando hables, porque estarás pronunciando todos los sonidos tal y como los pronunciaría un nativo. Aquí os dejamos un buen ejemplo de lo importante que es la fonética.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *