Entradas

En Vigo hemos inaugurado la Navidad por todo lo alto con un espectáculo de luces para disfrutar en familia. Ni Londres, ni París, ni Tokio, ni Nueva York… Pero ¿cómo celebran nuestros vecinos europeos estas fiestas tan especiales?

Aprender una lengua no sólo consiste en interiorizar elementos lingüísticos como las reglas gramaticales y el léxico. Conocer la cultura y los modos de vida de una sociedad nos puede ayudar a romper las barreras que impiden la comunicación. Hoy os queremos invitar a conocer mejor cómo viven la navidad nuestros vecinos europeos y descubrir lugares interesantes que podemos visitar en estas fechas.

REINO UNIDO

En esta primera entrada viajaremos a Reino Unido para descubrir sus tradiciones navideñas. Los británicos celebran la Navidad por todo lo alto y hay un sinfín de tradiciones que se siguen paso a paso. La Navidad típica británica se centra en el 25 de diciembre, no se celebra el 6 de enero al contrario que en otros países como España.

La Nochebuena inglesa o Christmas Eve es una velada especial para pasar en familia en la que los más pequeños cuelgan sus calcetines para que Santa Claus o Father Christmas les traiga regalos.

El Christmas Day (25 de diciembre) es un día tradicional en el que la comida cobra una especial importancia. Una tradición muy especial dentro de la cultura inglesa son los Christmas Crackers, unos pequeños tubos de cartón envueltos con papel de regalo y que están unidos. Se suele tirar de los laterales para descubrir mensajes o pequeños regalos en su interior (bombones, juguetes decorativos, etc…). Esta tradición fue creada en Londres en el S.XIX por Tom Smith, un vendedor de caramelos, y se ha exportado a Australia y Nueva Zelanda.

En esta fecha ningún británico se pierde la cita que tienen a las 3 de la tarde con la Reina Isabel II en su tradicional mensaje navideño (The Queen’s Christmas Message) en la BBC en el que hace mención de los acontecimientos más importantes del año.

El 26 de diciembre se celebra el Boxing Day, una de las fechas con más historia para los ingleses. Esta festividad se remonta al S.XIX, cuando los sirvientes visitaban a sus familiares cargados de paquetes de regalos (boxes) y las sobras del banquete del día anterior. Tradicionalmente es una fecha para visitar a la familia y una jornada de celebración en la que no falta la cerveza y el fútbol, ya que en ese día se disputan numerosos partidos de la Premier League inglesa.

Llegamos a Nochevieja o New Year’s Eve, que se celebra por todo lo alto delante del London Eye con un espectáculo de fuegos artificiales y música que reúne a más de 500.000 personas. ¿Qué mejor forma de recibir el año nuevo que con el sonido de las campanas del Big Ben?

Los escoceses tienen una tradición propia para esta fecha conocida como el Hogmanay y que arranca con el extraordinario y peculiar Torchlight Procession, un desfile de antorchas de inspiración vikinga. Esta celebración se extiende a lo largo de tres días y dos noches e invade la ciudad de Edimburgo con un increíble despliegue de festividades, fuegos artificiales, el tradicional Concert in the Gardens o el espectáculo de danza tradicional gaélica en el castillo, el ceilidh. En la celebración del Hogmanay, el protagonista de la velada es el first-footing. La primera persona que te visite durante el año puede marcar la suerte del mismo. Según la superstición escocesa, el first-footer debe llevar un shortbread y un pedazo de carbón para comenzar el año con prosperidad. Tampoco puede faltar el producto estrella escocés: el whisky.

¿Y para comer? En estas fiestas todos sabemos que no pasamos hambre precisamente y los británicos tienen su propia variedad de productos a pesar de que su gastronomía no sea la más reconocida del mundo…

El Turkey Roast navideño es el plato estrella que se acompaña con gravy, una salsa de carne que tanto se usa en los platos ingleses a la que se le añade agua caliente. Junto al pavo, las salchichas cobran protagonismo en estas fechas junto con la panceta.

El Christmas Pudding es uno de los postres más famosos de estas fiestas. Se suele introducir una moneda de plata en su interior para desear suerte al afortunado que la encuentre.

Los Mince Pies se elaboran con uvas secas y otras frutas. Suele llevar un glaseado con decoraciones navideñas. Este producto lo podremos encontrar en todas las tiendas y supermercados en esta época del año.

Nos debemos olvidar una de las bebidas para combatir el frío mientras paseamos por los Christmas Markets. Se trata del mulled wine, un vino caliente con jengibre, azúcar, naranja, canela y nuez moscada.

¿Os apetece celebrar una navidad diferente con tradiciones nuevas? Nuestros vecinos británicos os harán vivir unas navidades inolvidables. Merry Christmas!