Hello!

La entrada de hoy va dedicada a presentarnos un poquito mejor, y a que conozcáis un poquito la metodología que usamos para la enseñanza de idiomas. ¿Queréis saber qué hacemos en nuestras clases? ¡Prepararos para entrar!

METODOLOGÍA E-LINGUA

Es importante empezar explicando que, para nosotros, la enseñanza debe ser activa, práctica y personalizada. Nuestro objetivo es que el alumno interactúe con el idioma y que lo pueda aplicar a las distintas situaciones de la vida cotidiana y laboral, por eso empleamos una metodología comunicativa para la enseñanza de idiomas. El objetivo de este enfoque es tratar de crear un contexto real con el fin de que los alumnos puedan usar el lenguaje de manera funcional y práctica para expresar sus ideas, sentimientos, actitudes, deseos y necesidades.

 

E-LINGUA KIDS

Nuestras clases son muy lúdicas y dinámicas, ya que contamos con una gran variedad de juegos y materiales didácticos además de pizarras interactivas y tablets. Solemos hacer también juegos con dados gigantes, tarjetas, pulsadores, pelotas… Intentamos potenciar al máximo las habilidades de los niños a través de la experimentación y el juego, creando un vínculo entre el alumno y el contenido y facilitando, así, la interiorización de contenidos de manera divertida. ¡Adiós aburrimiento… La diversión está asegurada!

             

 

En E-lingua sabemos que el aprendizaje resulta mucho más real y duradero cuando los niños están motivados y se involucran en tareas que les resultan interesantes. Por eso defendemos un enfoque didáctico por proyectos, para que, además de aprender un idioma, los niños adquieran valores como la importancia del trabajo en equipo, la responsabilidad, la solidaridad, la autonomía y el aprendizaje cooperativo, entre otros.

 

E-LINGUA ADULTOS

Sin embargo, los cursos y los juegos no solo son para los más pequeños de la casa. Los adultos son igual de importantes para nosotros y enfocamos sus cursos de idiomas de forma comunicativa, dinámica y práctica. La metodología destaca por ser innovadora y creativa, jugando un papel importante el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el aula.

           

 

Al optar por un método práctico, el objetivo es que los alumnos aprendan al mismo tiempo que realizan tareas que pueden serles prácticas en su entorno personal y también laboral. Esto incrementa el factor motivación, ya que el alumno descubre que el idioma puede serle útil y que a través de su dominio se abre un mundo de nuevas posibilidades.

 

¿Os quedasteis con ganas de más? Si os animáis a probar, ¡no dudéis en venir a visitarnos! :) 

 

¡Hola a todos! Bienvenidos a una nueva entrada de nuestro blog, esta vez centrada en lecturas recomendadas para aprender y mejorar tu nivel de inglés. Ya sabes, coge lápiz y papel y ¡apunta!

 

HARRY POTTER- LA SAGA:

– ¿De qué trata?: seguramente ya conoces la historia, pero por si has estado en una cueva todos estos años, te la resumimos: la saga de Harry Potter narra las aventuras de un joven mago y sus amigos durante sus años de estudios en la escuela de magia Hogwarts.

– ¿Por qué es un buen libro para aprender inglés? Es una saga muy completa e interesante desde el punto de vista del aprendizaje del inglés, ya que los dos primeros libros son muy sencillos en cuanto a que reflejan situaciones cotidianas y por tanto los diálogos son simples e ideales para principiantes. Sin embargo, a partir del tercer volumen se va complicando la trama, así como el nivel del idioma, que en los últimos tomos requiere un B2 por parte del lector. Es una buena opción para ir aprendiendo de forma progresiva y pasar un buen rato entre varitas y hechizos.

 

“THE ADVENTURES OF TINTIN”-LA COLECCIÓN EN FORMATO COMIC:

– ¿De qué trata?: Las aventuras de Tintín es un clásico de la literatura juvenil que pertenece al género de aventuras. Narra, en diferentes tomos y formatos, las peripecias de un joven reportero que viaja por todo el mundo resolviendo misterios con su fiel amigo, su perro Milú.

– ¿Por qué es un buen libro para aprender inglés?: el formato comic es muy buena opción porque, además de contener relativamente poco texto, éste va acompañado de dibujos que facilitan mucho la comprensión al lector. Es ideal para principiantes, tanto adolescentes como adultos.

 

“BRIDGET JONES’S DIARY”- LA SAGA:        

– ¿De qué trata?: esta desternillante saga narra la historia de Bridget, una treintañera en plena crisis existencial, que decide escribir un diario para tratar de cambiar su desastrosa vida. Sus objetivos a alcanzar son: adelgazar, dejar de fumar y de beber y, sobre todo, encontrar al hombre de su vida.

– ¿Por qué es un buen libro para aprender inglés?: los tres libros que conforman la saga son relativamente fáciles de leer, por lo que serían adecuados para un nivel A2 en adelante. En los tomos se reflejan situaciones cotidianas, narradas en un tono de comedia que sacará muchas sonrisas (y alguna que otra carcajada) al lector.

 

COLECCIÓN “CHRISTMAS STORIES” DE CHARLES DICKENS:              

– ¿De qué trata?: es una colección de los mejores relatos navideños del aclamado autor inglés. En las historias se refleja la vida del Londres victoriano, los cementerios, los orfanatos y algunas aventuras de prisioneros y piratas, entre otras tramas.

– ¿Por qué es un buen libro para aprender inglés?: en primer lugar, porque se acerca la Navidad y no hay nada más navideño que sentarse junto a una chimenea y leer a Dickens. Además, los relatos cortos facilitan la comprensión al lector, pues la lectura es breve y la historia suele ser concisa y estar enmarcada en un contexto que facilita mucho la comprensión. Aunque pueden resultar un reto, sobre todo por la relativa complejidad del léxico que emplea el autor, muchas de las historias son conocidas ya por (casi) todos y, en caso de emergencia, siempre podemos tener un diccionario a mano que nos pueda resolver alguna que otra duda.

 

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy, esperamos haberos ayudado un poco y que disfrutéis de vuestra lectura, ¡hasta la próxima!

Las plataformas de contenido en streaming (películas y series en línea) han revolucionado el mercado audiovisual y nuestros hábitos de consumo televisivo.  Netflix, HBO, Amazon Prime, entre otras, nos ofrecen un amplio catálogo de series, películas, documentales y realities disponibles en numerosos idiomas para disfrutar al máximo de nuestro tiempo libre. Pero ¿y si hacemos de estas plataformas una herramienta de aprendizaje de idiomas? A continuación, os explicamos cómo pueden ayudarnos y os recomendamos alguna serie dependiendo del idioma que queráis aprender.

  1. Elige la serie o película adecuada

¿Cuántas veces tu profesor de idiomas te ha puesto listenings que no te interesan? ¡Aquí eliges tú! Selecciona el género y los actores que más te gusten y el acento que te gustaría escuchar (inglés británico o americano; francés de Francia, Bélgica o Canadá; etc…). Recuerda que el aprendizaje de idiomas requiere mucha constancia y motivación así que es importante elegir un contenido que acabe enganchándonos y nos incite a seguir en contacto con la lengua elegida.

Series en inglés británico:

Una serie perfecta para principiantes con una pronunciación impecable en inglés británico. The Crown es una serie producida por Netflix de carácter biográfico que se centra en la vida de la Reina Isabel II de Inglaterra y la historia mundial que ha tenido lugar a lo largo de su extenso reinado.

 

Las primeras temporadas de Black Mirror están rodadas en inglés británico hasta que Netflix adquirió sus derechos y comenzó a producir las nuevas temporadas en EE. UU. Con esta serie podrás comparar los dos acentos en función de la temporada. Una serie para los amantes de la ciencia ficción y las nuevas tecnologías.

 

Esta serie de época de la BBC y distribuida por HBO España La serie, ambientada en 1814, comienza con James Delaney (Tom Hardy) cuando regresa a Inglaterra, por la muerte de su padre, tras pasar doce años en África y con catorce diamantes robados, mientras la guerra entre Reino Unido y los Estados Unidos, y su disputa por el estrecho clave de Nutka, se acerca a su fin.

 

Series estadounidenses

Si buscas intriga, conspiración y una trama política enrevesada con la Casa Blanca como telón de fondo, ésta es tu serie. En ella podrás practicar una dicción perfecta del acento americano.

 

¿Te gustan las series de adolescentes? ¿Eres un nostálgico de las series de los 90? Sin lugar a duda ¡ésta es tu serie! Las escalofriantes aventuras de Sabrina te ayudarán a comprender la jerga de los jóvenes y expresiones actuales del inglés americano en el día a día de Sabrina en un ambiente gótico y oscuro.

 

Series en francés

Traición, corrupción y engaños forman el cóctel perfecto de este thriller político francés con la magnífica ciudad de Marsella como telón de fondo. Una buena forma para engancharse a una serie francesa.

Un terrorífico descubrimiento en un pequeño pueblo situado en lo alto de los pirineos franceses comienza a destapar un oscuro misterio que ha estado escondido durante años. Una serie para seguir con un nivel más avanzado en francés.

 

Un grupo de amigos, de vacaciones en un apartado chalé de los Alpes franceses, se ve atrapado en una trampa mortal cuando un oscuro secreto del pasado sale a la luz. Otra serie de misterio para mejorar nuestro francés.

 

Años después de su captura, una asesina serial ayuda a resolver los crímenes de alguien que la copia. Pero solo su hijo, que ahora es policía, está de su lado.

 

Series en alemán

Tras la desaparición de un joven, cuatro familias desesperadas tratan de entender lo ocurrido a medida que van desvelando un retorcido misterio que abarca tres décadas… Saga familiar con un giro sobrenatural, Dark se sitúa en un pueblo alemán, donde dos misteriosas desapariciones dejan al descubierto las dobles vidas y las relaciones resquebrajadas entre estas cuatro familias.

 

Series en italiano

En 2008, la lucha por los terrenos de un pueblo costero cercano a Roma se convierte en una batalla mortal entre el crimen organizado, políticos corruptos y El Vaticano. La serie perfecta para los amantes de la mafia italiana.

 

  1. Dosifica los contenidos

Una vez que hayas elegido la serie o la película que más te guste, debes centrarte en un diálogo en particular que te haya parecido interesante. Si vemos series en versión original subtitulada mejoraremos la comprensión oral e incluso la pronunciación. Sin embargo, para un aprendizaje profundo debemos seleccionar secuencias cortas y analizar el léxico nuevo y la pronunciación de algunas palabras o frases cortas. Esta escena no debería durar más de tres minutos.

 

  1. Repite los contenidos

¡Tú tienes el mando! Dale al play y ve el vídeo un par de veces fijándote en lo que dicen y cómo lo dicen. A continuación, utilizaremos lo que llamamos el speech shadowing. Se trata de ir repitiendo lo que dicen los actores casi a la vez que ellos. Pero ¿cómo?:

  • Pon los subtítulos en el idioma original y léelos a la vez que los actores.
  • Quita los subtítulos y repite los sonidos imitando el tono de los actores.
  • Escucha lo que dice cada actor, pon en pausa y repítelo de nuevo.
  • Si ya tienes un cierto nivel, puedes intentar repetir lo que dice el actor o la actriz sin pausa y sin subtítulos.

Si puedes grabarte verás cómo cambia tu pronunciación y tu entonación antes de escuchar el diálogo y después de hacerlo imitando los tonos y los sonidos. ¡Hablarás como un nativo!

 

  1. Toma nota

Si quiere aprender idiomas y sacar el máximo potencial a estas herramientas, anota todas las frases o expresiones que quieras volver a utilizar y que desconocías. Esto te ayudará a adquirir nuevo vocabulario. Poco a poco puedes ir creando tu base de datos con expresiones coloquiales, verbos desconocidos o interjecciones que te ayudarán a ampliar tus conocimientos lingüísticos y socioculturales.

 

Ya sabes cómo sacarle partido a tu suscripción de Netflix, HBO o Amazon Prime. Ahora que llega el tiempo invernal, coge la mantita, un café y ¡disfruta mientras aprendes idiomas!